Ud. está en: Home » Info: Info Camino Del Inca

¿Qué es el Camino Inca?

Hay dos formas para ir a la Ciudadela de Machu Picchu, por tren como lo hacen la mayoría de los visitantes, y por tierra caminando como lo hacían los antiguos peruanos.

El camino inca es por supuesto el más difícil de los dos métodos, pero sin duda es el que mejores experiencias depara al visitante. Durante el  Siglo XV en la época de mayor expansión del imperio, los incas mandaron  construir una extensa red de caminos, que cubría 30 mil kilómetros sobre la montaña, valles y llanuras su enorme territorio, algunos de esos caminos ya existían en épocas remotas, pero los quechuas ordenaron ampliarlos, empedrarlos y dotarlos de fuentes, tambos y depósitos de alimentos para atender a los viajeros. Por aquí se movilizaron los ejércitos y por aquí trajeron después a los pueblos derrotados o migmas que fueron obligados a trabajar en las grandes obras del imperio.

En los lugares que los ríos impedían el paso construyeron puentes realmente increíbles, utilizando solamente la queswua o paja de la puna; uno de esos extraordinarios puentes todavía se puede observar sobre el río Apurimac, colgando a 15 metros de altura encima de las profundas aguas del río, se le conoce con el nombre de "Queswua Chaka o Puente de Paja" y verdaderamente esta hecho sólo con paja sin ningún trozo de metal o madera; no es fácil cruzarlo el puente se mueve bastante con el peso, pero es muy resistente dicen que en la época incaica las cuerdas de soporte eran tan gruesas como el tronco de un árbol de tal forma que un ejército completo podía pasar sin ningún problema.

El camino que lleva a Machu Picchu baja desde las punas de 3,600 msnm hasta las cálidas tierras de la ceja de selva, donde el río Urubamba cambia de nombre para llamarse Vilcanota. Los restos de números tambos y santuarios todavía son visibles en la ruta, algunos de ellos muy dañados por el tiempo y otros tan bien conservados que parecen que recién se hubieran marchado sus habitantes, la neblina es un compañero inseparable de los caminantes le da un aspecto fantasmal a los antiguos edificios incas, los nombres de algunos de estos sitios están vinculados a la neblina desde muy antiguo como el Phuyupatamarca que significa pueblo sobre las nubes.

Conforme se avanza hacia la ceja de montaña las cascadas se hacen más numerosas, así como las flores de variadas especies de orquídeas que bordean en el camino. Los constructores incas hicieron un trabajo a conciencia en su red vial, cada una de las piedras y escalinatas de este camino ha resistido cuatro siglos de duro trajín y todavía se mantienen firmes en su lugar. Los porteadores indígenas que llevan sobre sus hombros los utensilios de cocina y campamento de los turistas pasan pisando fuerte casi corriendo, y detrás de ellos con paso más reposado vienen los visitantes cansados, pero absortes en esta obra que no tiene comparación en el mundo entero.

"El camino inca no conoce desviaciones, sigue una línea inconmovible hacia Machu Picchu faldeando los cerros o trepando sobre ellos sin ninguna indecisión, si hay que bajar lo hacen y cuando se debe de subir se lanza hacia la altura sin ahorrar ni un metro de esfuerzo de los caminantes".

La red de caminos que mandaron a construir los señores incas entre las montañas son un verdadero alarde de ingeniería y diseño, pero también una maravillosa muestra de la habilidad que tenían para trabajar con la piedra. A través de estos caminos se podía unir al Cusco con Machu Picchu, pero también los caminos permitían unir ciudades tan lejanas como Cusco a Quito solamente en el lapso de diez días. Las escalinatas que están cerca a Phuyupatamarca fueron labradas maravillosamente en la roca viva, son gradas que van ascendiendo lentamente hacia la parte de las montañas.

El conjunto de Wiñaywayna descubierto por el arqueólogo Julio César Tello es el último lugar de descanso antes de llegar a Machu Picchu, se trata de un conjunto de edificaciones circulares de típico estilo imperial, que se pueden encontrar templos, torreones de vigilancia, fuentes y muchos recintos que sirvieron como vivienda a los administradores de los trabajos agrícolas, como corresponde a un pueblo de montaña, los techos de estas casas eran muy altos e inclinados a dos aguas para enfrentar las fuertes lluvias para enfrentar las fuertes lluvia que caen en todo el año. Wiñaywayna fue un gran centro de producción y almacenamiento de alimentos, sobre todo de aquello que se cultivaban en la ceja de montaña como las frutas, los ajíes y también la coca.

Una escalinata de 125° es el último desafío para llegar al Inti Punku "Puerta del Sol" la entrada oficial de Machu Picchu, para los que llegan del Camino Inca, esta última subida acaba totalmente con el físico de cualquier viajero, pero luego viene el descanso frente a la maravillosa vista de la ciudad sagrada Machu Picchu.

!

Aunque el reglamento de Expediciones al Camino Inca, indica que se debe realizar las reservas 5 días antes, lo más recomendable es realizar la reserva con mucha anticipación, el promedio en temporada alta indica que 90 días antes de la salida ya no hay espacio, esto debido a que solo pueden ir 500 personas por día, sólo así se podrá conservar de la erosión y la contaminación de la red vial y del Santuario de Machu Picchu. Por lo que es necesario pagar con anticipación los permisos.

El Qhapaq Ñan también conocido como El Camino Principal Andino, fue la columna vertebral del poder político y económico del Imperio Inca. La red de caminos de más de 23,000 km de largo conectaba varios centros de producción, administrativos y ceremoniales construidos en más de 2,000 años de cultura andina pre-inca.